Asegurar una experiencia de aventura real, controlando los riesgos inherentes a ella, es una de nuestras principales preocupaciones, desde la seguridad física de los participantes, pasando por la confiabilidad de los alimentos y por supuesto en lo referente a la bioseguridad. Para mitigar los riesgos implícitos en la actividad, capacitamos a los guías de manera permanente y damos a los participantes indicaciones clave sobre la seguridad antes de las travesías.

Seguridad Física

Hacemos revisión de las rutas pocos días antes de la realización de las travesías para confirmar las adecuadas condiciones de seguridad y estado de las vías y usamos elementos de comunicación (radios de 2 vías y rastreador satelital) para mantener contacto permanente con el vehículo de soporte, compañía de asistencia y autoridades.

Seguridad en los alimentos

Trabajamos con aliados conscientes de la importancia de la higiene en los procesos y la calidad de las materias primas usadas y nuestro equipo verifica previamente el cumplimiento de estas condiciones en todos los sitios donde hay consumo de alimentos durante la actividad.

Bioseguridad

Cumplimos con todos los protocolos de bioseguridad definidos en los estándares internacionales y por el gobierno nacional para minimizar el riesgo de contagio por COVID 19 tales como el uso de elementos de protección, distanciamiento, lavado frecuente de manos, uso de desinfectantes y gel antibacterial, capacitación al personal de apoyo y verificación del cumplimiento de los protocolos y buenas prácticas por parte de nuestros aliados.